domingo, 22 de enero de 2017

"ENGANCHE"

Mucho se ha dicho de ciertos episodios en que tal vez el enganche fue forzoso; que, una vez que la guerra se alargaba era más difícil encontrar voluntarios. Al parecer en el testimonio que les traemos hoy, eso estaría descartado, al menos hasta pasado el medio año del 1880.
Veamos a qué nos referimos en este breve relato de una carta del Sbtte. Francisco Figueroa, del Batallón Quillota:

" El mismo día 21 de setiembre (de 1880) en la tarde, llegamos a Valparaíso y ahí nos encontramos con que la estación estaba llena de un inmenso gentío, y que no podíamos pasar al lugar donde debíamos embarcarnos. Era tanto en entusiasmo, que le diré lo que me pasó a mí en la estación del Barón. 
Mientras hacía embarcar los bultos y equipajes de nuestro batallón, se me presentaron cinco individuos pidiéndome los llevase en el cuerpo y trabajase porque los admitiesen de soldados; de estos individuos habían dos jovencitos muy decentes. Yo les expuse que nuestro batallón tenía más gente que la dotación requerida; que no se admitían más que voluntarios decididos y dispuestos a ir a morir por la patria, y no soldados que después se hubieren de arrepentir y quisieran retirarse; y que tenían otros cuerpos donde ingresar. Me contestaron con energía y entusiasmo suplicante que no se arrepentirían jamás; que lo habían pensado mucho y que solo esperaban que llegase el batallón Quillota para enrolarse, pues eran quillotanos, y querían ir a Lima cobijados por nuestro estandarte. Yo les volví a hacer varias otras observaciones, pero todo inútil. Todo esto sucedía delante de un gentío numeroso que nos rodeaba y que aplaudía la determinación de estos nuevos voluntarios. 
Por fin, viendo tanta exigencia aplaudí también este proceder; solo me llevé a cuatro de ellos para presentarlos a mi comandante, dejando uno porque lo consideraba enfermo y débil. ¿Cuál no sería mi sorpresa cuando a bordo del Amazonas me encontré con que se habían agregado al batallón una veintena o más de valientes voluntarios? Dígase lo que se quiera, el batallón ha sido afortunado en todo lo que se ha hecho y en todas partes donde ha estado. ¡Qué le sea también propicia la campaña y entrada a Lima y está dicho y hecho todo!"

Epistolario de Francisco Figueroa Brito, Subteniente del Batallòn Quillota.
Cuaderno de Historia MIlitar Nº 6, Sergio Villalobos y Patricio Ibarra


No hay comentarios:

Publicar un comentario