jueves, 15 de septiembre de 2016

RECEPCIÓN A LOS HÉROES DE LA COVADONGA: PARTE I

No siempre tenemos a nuestra disposición relatos tan fidedignos ni tan emocionantes como los que nos ofrece "El Boletín de la Guerra del Pacífico", el cual satisface nuestro apetito de conocer los pormenores de la Guerra del Pacífico.
He aquí un buen ejemplo de lo que me refiero, al leer el momento en que la Covadonga llena de gloria entra en el Puerto de Valparaíso e imaginar la ciudad engalanada, la gente felíz y la tripulación valerosa llena de orgullo por el deber cumplido.
El relato es largo, pero lo hemos dividido en más partes, para que cada episodio sea disfrutado por ustedes.
Leamos pues este momento de nuestra historia:


Valparaíso

"Por muchos años recordará el pueblo de Valparaiso las fiestas con que recibió a los gloriosos marinos de, la Covadonga el lunes 23 del actual.
Desde el dia anterior en la mañana se principió a engalanar la ciudad. Casi no quedó casa donde no se izó el pabellón nacional i se adornó la fachada con flores i arrayanes. Los edificios públicos, los monumentos, las plazas, las iglesias, todos competían a porfía en engalanarse para recibir a los héroes.
Desde el amanecer las calles se veian atestadas de jente. A las 7 i cuarto A. M. del dia el vijía dio la señal de que la Covadonga estaba a la vista, lo que fué comunicado a todos por tres cañonazos disparados en el fuerte San Antonio.
A las diez i cuarto, el fuerte San Antonio disparó 21 cañonazos, era el saludo que se hacia la Covadonga; pues en ese momento fondeaba la gloriosa goleta.
La Covadonga entró remolcada por el Loa i seguida por innumerables lanchas que habian ido a recibirla hasta Concón.
Todos los buques, tanto de guerra como mercantes, recibieron a la goleta empavesados i lanzando las tripulaciones estrepitosos hurras.


COVADONGA EN VALPARAÍSO 23 DE JUNIO DE 1879




COVADONGA Y EL TRANSPORTE LOA




Apenas habia fondeado la Covadonga, saltaron a bordo los miembros de las diversas comisiones que habian ido de Santiago a saludar a sus heroicos tripulantes. El señor Augusto Ramírez S. dirijió la palabra al comandante Condell felicitándole a nombre de la prensa de Santiago. Condell bastante
emocionado contestó:
«Agradezco con el mas vivo reconocimiento la felicitación que usted me hace a nombre de la prensa de Santiago; ella se ha conducido en las circunstancias por qué atraviesa el pais de un modo que le hace el mas alto honor i que la coloca a una inmensa altura.
«Yo i mis compañeros no hemos hecho otra cosa que cumplir con nuestro deber en la medida de nuestras fuerzas; la prensa de Santiago ha cumplido el suyo dignamente.
«Me complazco en enviar a la prensa de la capital mi mas cordial parabién, al mismo tiempo que espresarle mi gratitud por la honrosa comisión de que usted viene investido.»
Todos se disputaban por abrazar al bravo comandante i demás oficiales.
En un momento la cubierta quedó llena de visitantes; fué necesario prohibir la subida para no desatender la maniobra.
La tropa recibió trajes naevos i se preparó para desembarcar."


No hay comentarios:

Publicar un comentario