miércoles, 1 de junio de 2016

"UNA VIDA AMORTAJADA EN SU BANDERA"




En el año 1980, en la Isla de San Lorenzo, Perú, se encontraron los restos de un soldado chileno envuelto en una bandera. Según investigaciones, éste pudo haber muerto en el año 1880, cuando Chile llegó hasta el Callao y recibe un ataque de la flota ´peruana apostada en ese puerto. Es en esta isla que los chilenos enterraron a sus muertos.
La bandera que sirvió de mortaja para este soldado desconocido se encuentra actualmente en el Museo Naval del Perú, en el Callao, y si la miramos detenidamente, aún se pueden ver las huellas de ese soldado que luchó por Chile en tierras lejanas. 
Vaya para este soldado de la patria, nuestro más humilde homenaje de respeto y admiración, y para el Museo Naval del Perú, un agradecimiento por cuidar con tanta dedicación y delicadeza, y proteger el sagrado sudario de quien alguna vez fue considerado enemigo del Perú.

.
"Pasan losviejos estandartes,
que en las batallas combatieron,
y que empapados en sangre 
a los soldados guiaron
y a los muertos cubrieron 
como mortajas nobles"


"Estos hombres, cuando salían de sus cuarteles o de sus comisarías, siempre dirigían una postrera mirada a la bandera que presidía sus vidas, única representante de nuestras glorias y sacrificios y futura mortaja para nuestros mártires."
Antonio Tejero




La fotografía la tomé en el Museo Naval del Perú, el Callao, en el mes de Mayo del año 2016

2 comentarios: