viernes, 3 de junio de 2016

"A LUIS"


"Ayer mecía tu inocente cuna
y te arrullaba plácida y felíz;
hoy te mece una nave, y la fortuna
de mi te arranca, mi idolatrado Luis.

Paréceme que ayer, Luisito mío,
juntas tus manos te enseñaba a orar;
hoy ya sobre la popa de un navío,
niño,  dominas el airado mar.

Ayer tus juegos, tu gentil viveza,
la dicha hicieron del paterno hogar;
hoy de los quince el garbo y gentileza
te dan del hombre la arrogante faz.

El uniforme del marino austero
te ha despojado de tu blusa dril,
y la esoada, la insignia del guerrero,
realza  tu persona aún infantil.

¿Eres ya hombre? en tu tostada frente
como alboreando el patriotismo está!
Ya brilla en tu pupila el fuego ardiente
del jefe osado, del marino audáz!...

Antes calmaba mi profunda pena,
niño amoroso, cándido y locuáz;
hoy otro amor encadena...
la fragata es tu madre y es tu hogar.

¡Qué es ¡ay! la gloria, si me cuesta llanto,
si yo quisiera retenerte aquí,
si eres mi vida, mi pasión, mi encanto
después que a mi Héctor infelíz perdí.

Sigue, ingratuelo, la brillante estrella
que al bravo guía al campo del honor;
más, mira la honra de la patria en ella...
que yo a mis solas oraré por dos!"


Rosario Orrego de Uribe
Valparaíso, Junio de  1862



1 comentario: