viernes, 6 de mayo de 2016

MIS HÉROES, MIS REIVINDICACIONES

Es necesario para mi, una humilde ciudadana de este herido terruño, reclamar la reivindicación del heroísmo patrio. Para ello creé este blog y para ello pretendo seguir estudiando con más ahínco los sucesos de la Guerra del Pacífico.
Comprenda el lector que no es mi  afán  vanagloriarme, ni hacerme acreedora de tal reivindicación (muchos hay antes que yo),   sino de elevar a quienes supieron, en todo momento, darle glorias a Chile,  y darle sitio en el  máximo de los podios: el de "vencedor".

Y  Séneca, antiguo pensador romano, nos da la clave del por qué, estos héroes, salidos de las entrañas de esta tierra, otros, aún siendo hijos de extranjeros,  o venidos a hacer vida en la patria nuestra amada, dieron hasta la última gota de sudor, esfuerzo y  sangre:

"nemo patriam quia magna est amat, sed quia sua"

"Nadie ama a su patria porque ella sea grande, sino porque es suya"

Así fue, ese sentido de pertenencia de su lugar de nacimiento, del de sus padres y de los padres de sus padres, fue lo que motivó la defensa y el sacrificio.
Estos hombres y mujeres hicieron propio el derecho de lucir medallas en sus pechos y heridas de guerra, con orgullo y honor. Qué hombría, en el caso de los hombres, y qué fortaleza en el de las mujeres!
Casos hay cientos, momentos de gloria también,  así como también de amargura; casos de heroísmo singular, casos de ejemplo de disciplina militar, casos de moral y rectitud, casos de extrema lealtad y casos que nos dejan también un gusto amargo. Si, porque el ser  humano es eso: "humano", y es también propenso a cometer errores.
Con todo, nuestros guerreros y guerreras dejaron un gran número de testimonios por medio de los cuales podemos concluír que muchos de los casos son para hacernos sentir que su sacrificio fue un don a los chilenos del futuro. Nos dejaron lo mejor que tenían que  fue su capacidad y fortaleza para salir de las peores crisis, tanto en el mar, en el desierto y en la sierra peruana.


No me queda más que esperar que este pequeño, sino mínimo homenaje, llegue a sus corazones, y les haga ver que está hecho  con el mayor deseo de contribuír al rescate de la memoria de quienes nos legaron el país en el que vivimos: nuestros "Veteranos de la Guerra del  79'"

Sigamos disfrutando de sus historias...

Atte.

Ingrid Díaz Ch.


En la fotografía vemos la sepultura del Sargento Mayor Pedro Pablo Barraza,  participó en diversas acciones de guerra, durante la Guerra del Pacífico y recibió la medalla por las batallas de Chorrillos y Miraflores.
Iniciada la Guerra Civil de 1891 formó en las filas del Regimiento 3° de Línea, siendo herido de muerte en la Batalla de Concón el 21 de agosto del mismo año.
Fotografia propia tomada en el Cementerio Parroquial Caleta Abarca, Viña del Mar.
Mausoleo Veteranos del 79' del Valle del Aconcagua
Fotografía propia tomada en el Cementerio Parroquial de Los Andes


No hay comentarios:

Publicar un comentario