sábado, 21 de mayo de 2016

"ACERCA DE LOS SOLDADOS DE DIOS"

Gonzalo Bulnes dice:

"Corresponde a obras especiales recordar la labor de algunos (de esos) Servicios como el de la Intendencia que apenas he esbozado en estas páginas, el de Sanidad y el Religioso, y me limitaré a decir respecto de los últimos que tanto los médicos como los capellanes dieron admirables pruebas de abnegación, distribuyéndose en las zonas peligrosas de los campos de batalla para atender a los heridos o para abrir a los moribundos con la bendición de la Iglesia, la fuente de las Supremas Esperanzas".

Es así como hoy me complazco en presentar al capellán Francisco Javier Valdés Carrera, hijo de don Francisco Javier Valdés Aldunate y de doña Javiera Carrera Fontecilla, por lo cual era nieto  del prócer de la patria José Miguel Carrera y primo del héroe de La Concepción capitán Ignacio Carrera Pinto.  Nació el 12 de junio de 1848. Estudió en el Seminario de Santiago, ordenándose sacerdote el 26 de julio de 1876. Fue un celoso sacerdote que se distinguió por su valor en las distintas acciones que le tocó presenciar. Así, el historiador Nicanor Molinare nos habla a este respecto: "Y para el padre Madariaga, qué fraile más bravo nadie podía imaginar, a no ser que recordaramos también a Javier Valdés carrera, que fama de tal dejó asimismo."
Desempeñó el cargo de Capellán Mayor en la Guerra del Pacífico desde el 18 de junio de 1881 hasta el 13 de marzo de 1882, sucediendo al capellán Mayor Florencio Fontecilla.
Bendice a las tropas en Chorrillos y se distingue prestando servicio en las batallas.
Después de la guerra fue cura párroco de Curepto desde 1885 a 1890.
El gobierno le confió otras misiones tales como la de pertenecer a la delegación chilena en la repatriación de los restos del Almirante Grau, cuyo presidente era Monseñor Florencio Fontecilla.
Falleció en Santiago el 29 de enero de 1893 de un enfisema pulmonar y se encuentra sepultado en el Cementerio Católico.

Presencia de los Capellanes Castrense en la Guerra del Pacífico
José Joaquín Matte Varas

No hay comentarios:

Publicar un comentario