miércoles, 2 de diciembre de 2015

LUIS CRUZ MARTÍNEZ EN CARTA A SU MADRE (1882)

“No creía yo que tuviéramos hombres como nuestros rotos, no me lo imaginaba, es cosa grande ver al soldado chileno en una batalla, se transforma completamente, ya no es amigo, no es el hombre natural, no es el león, el tigre, qué se yo con qué compararlo... Habría sido imposible que nos hubieran vencido, con soldados como los nuestros podemos competir con cualquier nación americana”

No hay comentarios:

Publicar un comentario