jueves, 26 de noviembre de 2015

RELATO DE LA HEROICA ACCIÓN DE DON RAMÓN SOTTA DÁVILA TRATANDO DE SALVAR A SU AMIGO EL TENIENTE PEDRO URRIOLA DURANTE LA BATALLA DE TARAPACÁ


"El capitán Dávila Baeza, perdía a su teniente Urriola a quien su amigo compañero el subteniente don Ramón Sotta Dávila, que tenía, a pesar de sus juveniles años, corazón i pecho de jigante, se lo echa al hombro i lo saca de la línea del fuego; pero los infantes peruanos lo persiguen; hace alto entonces el bravo subteniente i deposita su carga i al frente de diminuto pelotón de chacabucos se bate breves instantes, contiene el avance enemigo, toma su sagrada carga en hombros i emprende de nuevo la retirada .I esta operación la repite, Sotta Dávila, tres o cuatro veces.
Urriola ruega a su amigo, que se salve; él está bandeado en ambas piernas i cree que sus heridas son mortales; no es posible pedir tanto a la amistad:
“Dejame Nonatito, dice nuestro querido amigo de la infancia i de las aulas, el brillante mártir de Tarapacá Pedro Urriola, déjame i sálvate, déjame morir mirando al enemigo i peleando; dame un rifle Nonato”.
I Sotta Dávila no contesta, toma alientos i continúa su retirada. I cuando ya el enemigo perdía la esperanza de alcanzar i rendir ese pequeño grupito de bravos, traidora bala hiere a Ramón Sotta Dávila, en el cuadril derecho, trayéndolo a tierra junto con su amigo el teniente Urriola. Sin embargo, aquella herida no era grave porque el proyectil perforando la caramayola había perdido un tanto su fuerza, i Sotta Dávila, así herido quiere continuar su benéfica misión; pero la sangre le hace flaquear la pierna i no puede levantar a su amigo, a quien, después de armar i amunicionar, abandona para siempre.
Urriola queda solo en medio de aquel desierto i candente arenal, i el enemigo, que llega poco después, lo ultima, cebándose en su cuerpo con singular salvajismo i con mutilaciones que son un estigma de oprobio para el peruano que no respeta a los heridos ni al pudor."
La Batalla de Tarapacá Nicanor Molinare

No hay comentarios:

Publicar un comentario