sábado, 27 de junio de 2015

EPISODIO DE EMBARGO DE LAS SALITRERAS ENERO DE 1879 2ª PARTE


"Mientras se realizaban todas estas actuaciones, el Gerente de la Cia. de Salitres y Ferrocarril de Antofagasta, don Jorge Hicks, de nacionalidad
inglesa -persona de gran caràcter, pero prudente- habia solicitado asilo abordo del acorazado de la Armada de Chile, el "Blanco Encalada", surto, a la sazòn, en la bahia, a fin de librarse del apremio personal, o màs bien dicho, de la prisiòn, en la càrcel, hasta no encontrar para el conflicto una soluciòn -que èl esperaba- menos gravosa para los ingentes capitales que administraba y tambièn menos humillante y depresiva para su persona.
Como no podia ocurrir de otra manera, el Comandante de la nave, Capitàn de Navio D. Juan Esteban Lòpez, concedenle al señor Hicks el asilo pedido, mientras el Cònsul General de Chile en Antofagasta don Salvador Reyes, se preocupaba de obtener la suspensiòn de las medidas tomadas y las posteriores que se decretarian en este sentido, para lo cual, oportunamente, se habia dirigido al Ministro de Relaciones Exteriores de Chile, D. Alejandro Fierro.
No obstante, todo resultò ineficaz, y la autoridad boliviana continuò el juicio iniciado, ordenando, ademàs, la suspensiòn inmediata de los embarques de salitre de la Cia. en el buque mercante "Maida". Pero no fue esto sòlo, sino que, continuando el desarrollo del proceso en contra de la Cia., fue decretado el remate de sus bienes, el cual remate se iba a verificar el dia 14 de febrero de 1879, indefectiblemente.
El Gobierno de Daza habia tenido especial interès en que se conociera su resoluciòn en el Perù -y que se conociera bien- por lo cual a nadie extrañò que el dia de la subasta pùiblica, ya estuvieran, còmodamente instalados en este puerto, varios caballeros de esta nacionalidad, que habian venido oportunamente a interesarse por adquirir
los bienes embargados y que iban a ser rematados oficialmente.
Oportunamente advertido el Gobierno de Chile de todos estos sucesos,
enviò al "Cochrane" y a la "O'Higgins", con la misiòn de impedir que se llevara a cabo el despojo de los bienes de la “Cia. de Salitres y Ferrocarril de Antofagasta”, despojo que, precisamente, se iba a verificar el 14 de febrero, es decir, el mismo dia que las naves chilenas fondearon en la rada de Antofagasta ."

Narraciones Històricas de Antofagasta
Isaac Arce R.

No hay comentarios:

Publicar un comentario