domingo, 24 de mayo de 2015

LA REGIÒN DE VALPARAÌSO EN LA GDP

"Ministerio de Guerra y Marina 
Lima, Febrero 21 de 1881

Señor:
Me cabe el honor de enviar a V.S en pos de la noticia del triunfo completo de nuestras armas, que ha electrizado a esa patriòtica poblaciòn, los restos gloriosos del cuerpo de infanterìa que la provincia de Valparaìso ha enviado al teatro de la guerra.
Vuelve a esa el Batallòn de Artillerìa Naval, compañero de fatigas del Batallòn Valparaìso en e campamento de Antofagasta, como lo fue de tenàz heroìsmo en los altos de Tacna.
En sus filas han quedado desgraciadamente, despuès de la terrible pelea de Miraflores, muchos claros en los puestos que ocuparon, antes de a batalla jòvenes intrèpidos y robustos obreros, pero està intacto en el hermoso batallòn el levantado espìritu que le ha distinguido, durante dos años a esa ciudad, emporio de prosperidad comercial, y al mismo tiempo foco de orgulloso patriotismo.
El Regimiento de Valparaìso, organizado apenas hace ocho meses con elementos salidos de las entrañas de la sociedad porteña, perdiò casi la mitad de su fuerza efectiva al recibir un doble bautismo de fuego y de sangre en lo màs recio de las batallas de Chorrillos y Miraflores. Antes de la època en que los cuerpos completan de ordinario su instrucciòn militar, el gallardo regimiento manifestò que habìa aprendido a morir heroicamente, y cerca de sus mejores soldados, entre ellos el valeroso e inolvidable comandante don Josè Marìa Marchant, rindieron la vida al pie de su bandera en el campo de dos grandes triunfos chilenos.
El Batallòn Quillota, que se incorporò al ejèrcito en vìspera de la ùltima batalla, despuès de haber impuesto respeto al enemigo en las gargantas por donde corre el rìo de Pisco, regresa tambièn honrosamente mutilado y llevando a sus hogares la reputaciòn de severo centinela del derecho de Chile en las guarniciones y de bravo defensor de su honra en la batalla.
Marcha por ùltimo al sur, en el ùltimo convoy que està listo para zarpar del Callao, el Regimiento Veterano de Artillerìa de Marina, que Valparaìso sustenta casi exclusivamente con su sangre y su espìritu, y cuya huella ha quedado noblemente estampada desde Antofagasta hasta Lima, desde Chipana hasta el Callao, en todo el largo y àspero camino que el ejèrcito y la escuadra de Chile han recorrido en estos dos años, hasta llegar a los dos centros del poder militar y de la opulencia del Perù. Diezmado en Tarapacà, acudiendo en Tacna con la victoria enlazada en su estandarte en auxilio de los cuerpos porteños comprometidos en lucha desigual; sucumbiendo heroicamente con al Esmeralda, el Loa y la Covadonga; concurriendo por fin eficazmente al triunfo de Angamos, Chorrillos y Miraflores, esta aguerrida tropa merece el honor que Valparaìso acostumbra entregar a sus uenos hijos y toda la gratitud que el pueblo porteño es capàz de sentir y de manisfestar.
En adelante solamente el Regimiento Lautaro representarà en cuerpo en el ejèrcito a la noble provincia que V.S gobierna; pero Valparaìso puede descansar en a seguridad de que la reputaciòn de su juventud y de sus obreros, custodiada por ese regimiento, que es rival de los màs veteranos por su disciplina, su solidèz y su bravura, desplegadas desde Tacna y Torata en todos los combates de a guerra, no sufrirà mengua en el campo de batalla o en la vida de guarniciòn.
Acepte V.S y por organo, la Ilustre Municipalidad de Valparaìso , las felicitaciones que envìo a la provincia en nombre del gobierno y del ejèrcito, digna encarnaciòn de a naciòn chilena en armas frente a sus enemigos.
Dios guarde a V.S

J. F. Vergara

Al señor Intendente de Valparaìso "

No hay comentarios:

Publicar un comentario